Buscar

... y beben y beben y vuelven a beber..... y comen y comen y vuelven a comer...




Ya empezamos el maratón de eventos que acompañan las fiestas navideñas, de despedida y recibimiento de año, y hasta Reyes no alcanzamos una meta que ha ido cargada de excesos tras excesos.

Comidas copiosas, abuso de grasas saturadas y otras menos saludables, de dulces, de bebidas alcohólicas, desfases con las horas de sueño y de descanso, van a dejar registro en nuestro cuerpo y si no somos conscientes de compensar o corregir van a tener consecuencias en nuestra salud.

La Navidad y todas las celebraciones que se suceden deberían ser siempre una ocasión alegre y positiva, sin embargo, para la gran mayoría además supone un estrés con más o menos carga emocional, positiva o negativa. Este aspecto tampoco hay que olvidarlo, ya que sus consecuencias a largo plazo pueden ser de mayor calado que los desequilibrios nutricionales.


Tomar conciencia con planificación, y otras ayudas compensatorias, debería ser prioritario para afrontar toda esta cascada de excesos inherentes a estas fiestas.


Desde la elección de menús equilibrados, como de las cantidades, pasando por el consumo moderado de alcoholes, priorizando vinos y cavas sobre otras bebidas de mayor grado alcohólico y sin olvidar que los azúcares de los dulces deberían estar en proporción al desgaste del día siguiente con más ejercicio físico, son acciones que tenemos en nuestras manos para que estos excesos no nos pasen factura.




Palabras, palabras, palabras, ....



Sabemos que la tradición y las relaciones familiares y sociales para juntarse alrededor de una mesa proyectan todas nuestras emociones y sentimientos en el placer por la comida y la bebida, si bien esos placeres podemos priorizarlos, no tanto en la cantidad, sino en la calidad.


Limpiar e hidratar son las bases de la medicina naturista, y asegurarse de beber más agua e infusiones a las habituales es otra de las medidas sencillas a nuestro alcance.



Pues ajá.. como ya hemos ido desarrollando en los otros posts, el extracto fluido concentrado de ajo negro reúne una serie de actividades protectoras y recuperadoras de nuestra salud, siendo otro de nuestros aliados a no olvidar en estas fiestas:


* Ante los excesos de alcohol HEPATOPROTECCIÓN

* Ante los excesos de grasas HIPOLIPEMIANTE

* Ante los excesos de azúcares ANTIOXIDANTE

* Ante el exceso de aditivos tensionales HIPOTENSIVO

* Ante los distintos desordenes inflamatorios MODULACIÓN CITOQUINAS

* Ante las inclemencias del tiempo y los "virus" INMUNOPROTECCIÓN

* Ante la excitación nerviosa y falta de descanso NEUROPROTECCIÓN


https://www.alliumnoir.com/post/para-qu%C3%A9-sirve-el-extracto-de-ajo-negro


© Enrique González


Advertencia: Las afirmaciones recogidas en dicho texto están avaladas por publicaciones científicas en diferentes estudios. La legalidad obliga a declarar que los productos a base de extracto de ajo negro fermentado no están destinados a tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

71 vistas0 comentarios