Buscar

EL AJO QUE NO DEJA FRIO A NADIE



Ya dejamos atrás el verano, poco a poco la bajada de temperaturas se empieza a notar, una mayor humedad en el ambiente y los cambios térmicos repentinos conforman un cóctel que favorece la transmisión de infecciones respiratorias.


Siendo los resfriados o catarros la más frecuente de las enfermedades entre la población general, que engloba además distinta sintomatología que acompañan a las del sistema respiratorio, encontrar un remedio que aborde la mejora de todos ellos al modular la respuesta inmune inflamatoria se hace esencial y como veremos el extracto de ajo negro envejecido (AGE - Aged Garlic Extract) es un perfecto aliado.


La facilidad y la rapidez de los contagios, que afecta a todas las edades, hace que cumplir normas higiénicas de prevención y reforzar nuestras barreras de protección inmune es de primordial importancia, y aquí el extracto de ajo negro (AGE) también ha confirmado su eficacia preventiva.


Muchas son las revisiones y publicaciones acerca de los beneficios del ajo sobre la salud, y como en su forma de extracto fermentado o envejecido como consigue potenciar aún más sus efectos, al favorecer la aparición de nuevos organoazufrados (OSCs – Active Organosulfur Compounds), junto a otros activos como los grupos fenólicos.


Las patologías estacionales asociadas al frío son unos de los focos de acción donde el extracto de ajo negro (AGE) ha mostrado, tanto en clínica como en estudios, una excepcional eficacia tanto en prevención como en resolución de todos los síntomas asociados en respuesta de un sistema inmune que se encuentra afectado por los virus propios de resfriados y procesos gripales (influenza, rinovirus y "otros" coronavirus).



El comportamiento del extracto de ajo negro (AGE) en síntomas gripales y de resfriado, ejerce una acción sobre las células NK y las γδ-T (estudio paralelo aleatorizado, doble ciego controlado con placebo) que concluyen en la optimización de las células inmunitarias y por tanto de la reducción de los síntomas y la gravedad de los resfriados y de la gripe.


Los resfriados y procesos gripales en las mayoría de los casos presentan consecuencias molestas, pero banales, que transcurren durante más o menos tiempo tras la incubación, pero no hay que obviar las consecuencias económicas y de morbilidad que también conlleva, por lo que actuar sobre la prevención se hace especialmente importante en Otoño de cara a los mayores fríos del Invierno.


Los organoazufrados (OSCs) del extracto de ajo negro fermentado (AGE) tienen una actividad antiviral potencial evidenciada en diferentes estudios contra diferentes virus patógenos humanos, al bloquear la entrada viral en las células huésped, inhibir la ARN polimerasa viral, la transcriptasa inversa, la síntesis de ADN y el gen de expresión de transcripción inmediata (IEG1)


En este gráfico, se muestra que el mecanismo de la actividad inmunomoduladora del ajo y sus OSCs implican una elevación de la respuesta inmune innata a través de los macrófagos y las células NK, mejorando de la inmunidad adaptativa a través de las células T y las células B.

 


El ajo negro, barrera de virus catarrales y gripales



Un estudio (2016) realizado con 120 individuos sanos en la Universidad de Florida-EE.UU. demostró la influencia del extracto de ajo envejecido (AGE) en el sistema inmunológico. Durante 90 días en la temporada de resfriados y gripe, se aislaron células mononucleares de sangre periférica antes y después del consumo de ajo negro envejecido (AGE) para evaluar la función de las células γδ-T (celulas T gamma-delta) y NK.


Después de 45 días de consumo de ajo negro fermentado, las células γδ-T y NK proliferaron mejor y estaban más activadas que las células del grupo placebo, y el grupo tratado con AGE mostró además una reducción de la gravedad del resfriado y la gripe, ya no solo en síntomas, sino también en el número de días de baja laboral/escolar.


Ahora toca afrentarnos a un invierno incierto en el comportamiento y transmisión de distintos virus estacionales, que podrán ser más o menos gravosos en función de la fortaleza inmunitaria natural con la que cuente nuestro organismo. El extracto de ajo negro envejecido (AGE) seguro que no nos dejará fríos.



Supplementation with aged garlic extract improves both NK and γδ-T cell function and reduces the severity of cold and flu symptoms: a randomized, double-blind, placebo-controlled nutrition intervention

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22280901/


Aged Garlic Extract Modifies Human Immunity- University of Florida

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26764332/


Antiviral potential of garlic (Allium sativum) and its organosulfur compounds: A systematic update of pre-clinical and clinical data

https://europepmc.org/article/pmc/pmc7434784


Black Garlic and Its Bioactive Compounds on Human Health Diseases: A Review

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8401630/



© Enrique González



 

Advertencia: Las afirmaciones recogidas en dicho texto están avaladas por publicaciones científicas en diferentes estudios. La legalidad obliga a declarar que los productos a base de extracto de ajo negro fermentado no están destinados a tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

37 visualizaciones0 comentarios