Buscar

EL AJO NEGRO QUE LIMPIA, FIJA Y DA ESPLENDOR



Uno de los motivos principales por el que cada vez más la gente padece de reacciones asociadas a una posible alergia es debido a que el organismo está sobrecargado de toxinas que acumulamos y absorbemos a través del aire, del agua, de la ropa, de los productos de higiene personal y de los alimentos que consumimos.


Una respuesta hiperreactiva provocada por un estímulo o una exposición que no debería ser considerada agresora, se debe también a una hipersensiblidad de los receptores de la membrana de los mastocitos, que producirán una elevada cantidad de histamina en piel y mucosas al ser las primeras barreras de protección.


Esta hiperreactividad no siempre es alérgica, de respuesta rápida mediada por IgEs y células memoria, sino que también se puede producir una histaminosis no alérgica, que se produce cuando hay una acumulación de histamina en los tejidos, donde no hay participación del sistema inmunológico ni de la IgEs.


Tanto la alergia como la histaminosis comparten la liberación elevada de histamina, responsable por tanto de manifestaciones idénticas, como rinitis, congestión nasal, picores, eccemas, edemas, ojos enrojecidos… Siendo la diferencia sutil en la forma, el tiempo y el mecanismo inmunológico de liberación.


Podemos considerar por tanto que una de las acciones más efectivas para reducir las manifestaciones sería adaptar la alimentación a una dieta libre de toxinas y depurativa, para facilitar la eliminación de tóxicos acumulados en el organismo y, en caso de que el motivo fuera la presencia de un alérgeno, facilitar de este modo la acción de todos los mediadores inmunológicos.




Se ha de evitar los alimentos procesados, envasados y con ingredientes dudosos, que nos pueden irritar el sistema digestivo (café, alcohol, gluten, salsas, embutidos, lácteos, ...), reducir grasas saturadas o los que requieran largas digestiones e incrementar aquellos alimentos con propiedades antiinflamatorias, depurativas y en especial los ricos en quercetina (de propiedades antihistamínicas).




También las emociones activan o se suman a las acciones físicas causadas por los tóxicos y, especialmente, son los MIEDOS mal gestionados con la coherencia adecuada a los mismos los que también contribuyen a la generación elevada de histamina.




Con la llegada de la primavera, el cambio de estación (del frío a los primeros calores) y la mayor presencia de luz natural, es la época ideal para iniciar este proceso de limpieza y esplendor interior en todos los planos.


El ajo tiene una larga historia de uso como componente de la medicina tradicional, si bien en su estado crudo puede inducir respuestas alérgicas y citotoxicidad, debido a algunas proteínas alergénicas como la alicina. Por ello, el ajo negro, desprovisto de componentes citotóxicos, como la alicina, evita este aspecto.


En un estudio llevado a cabo en Corea, donde la tradición y el uso del ajo fermentado está muy presente en su población, demuestra como un extracto fermentado de ajo con más de 11 meses de fermentación ejerce acciones antialérgicas tanto in vitro como in vivo.



Especialmente, el extracto de ajo negro tenía una ventaja en comparación con el ajo crudo, ya que éste tenía una citotoxicidad que no tenía el extracto fermentado, además, este último suprimía la liberación de β-hexosaminidasa y TNF-α. Esta acción antialérgica era superior en tanto en cuanto el tiempo de fermentación era más elevado.


Quedó constatado como algunos de sus organosulfurados, como el ajoene, el sulfuro de dialilo (DAS), el disulfuro de dialilo (DADS) o el trisulfuro de dialilo (DATS) poseían una clara acción antialérgica y no hubo una supresión significativa de la desgranulación, inducida por IgE a causa de la presencia de estos compuestos organosulfurados.


Se sugirió que la acción antialérgica del extracto de ajo negro podría ser también debida a que inhibía una enzima cPLA 2 de la cascada de araquidonato y la expresión de COX-2 tanto in vitro como in vivo.

Teniendo en cuenta que el excesivo cansancio y fatiga puede atribuirse a una mala eficacia de respuesta de nuestro sistema inmunológico. La sensibilidad a la histamina es algo cada vez más habitual debido al tipo de alimentos/alimentación más presente en la actualidad.


Un sistema inmunitario luchando y tratando de protegerse todo el tiempo, aún sin manifestar síntomas asociados a alergia, provoca cansancio desmesurado.


Los efectos demostrados por el extracto de ajo. sometido a un proceso de fermentación recogido en diferentes estudios, es un perfecto aliado de limpieza y depuración en esta época primaveral de exposiciones más intensa a alérgenos, que provocan astenia y otras reacciones alérgicas o pseudoalérgicas (histaminosis no alérgica), derivadas de la mayor presencia de mastocitos.



SI ERES PROFESIONAL DE LA SALUD, SOLICITA EL PROTOCOLO ALLIUM NOIR A: admin@alliumnoir.es 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3901385/


https://www.researchgate.net/publication/263062685_A_comparative_study_on_the_antioxidative_and_anti-allergic_activities_of_fresh_and_aged_black_garlic_extracts


https://academic.oup.com/jn/article/131/3/1075S/4687073



© Enrique González



 

Advertencia: Las afirmaciones recogidas en dicho texto están avaladas por publicaciones científicas en diferentes estudios. La legalidad obliga a declarar que los productos a base de extracto de ajo negro fermentado no están destinados a tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.



150 visualizaciones0 comentarios