Buscar

Colesterol - El bueno, el malo y el feo

Al colesterol se le ha colocado tantas etiquetas por distintos intereses y desde diferentes medios, que ha llevado a atribuírsele de forma interesada todos los males de la salud y en especial de la cardiovascular. Incluso profesionales de la salud han aceptado acepciones como colesterol bueno y colesterol malo muy alejadas de lo que la ciencia biomédica dice.


Las farmacéuticas y ahora también la industria de la alimentación hacen todo lo posible para hacer calar la idea "simple" entre la población y el colectivo médico del riesgo del colesterol por encima de 200 mg/dl.


Una dieta equilibrada junto a un adecuado estilo de vida son los mejores aliados para nuestra salud, pero está demostrado que comer colesterol no aumenta los niveles de colesterol en humanos y que solo un 20% del colesterol en sangre tiene un origen alimentario; el 80% lo producimos a través del hígado.


La obstrucción arterial por colesterol tiene distintos orígenes que provocan una inflamación subclínica y donde tienen más que ver el exceso de hidratos de carbono de asimilación rápida (azúcares, harinas refinadas, ...) que las grasas.


Tanto la lipoproteína LDL como la HDL (transportadores colesterol) tienen una función crucial, pero ni buenas ni malas. Su relación con el colesterol total y con los triglicéridos, como el número de partículas transportadoras, son más importante que poner una cota a los niveles de colesterol.

El ajo crudo es conocido desde la antigüedad y por distintas culturas como uno de los mejores aliados para la salud y en especial para la cardiovascular, si bien su biodisponibilidad es limitada.

El uso del ajo negro fermentado en forma de extracto fluido cuenta ya con distintos estudios clínicos en distintas patologías, siendo las referidas a la salud cardiovascular y a la regulación lipídica la que cuenta con mayores evidencias al haber sido las primeras estudiadas en humanos contando ya con varios meta-análisis.


Estas evidencias científicas han venido a ratificar como el tiempo de fermentación unido a las idóneas condiciones de temperatura y humedad es primordial para la generación secuencial de los distintos organoazufrados implicados en la modulación de la respuesta cardiovascular, como lo son la S-alil-cisteina (SAC), la S-alil mercapto-L-cisteina (SAMC), distintos dialilos azufrados, así como uno de los últimos identificados, el N-alfa- (1-deoxi-d-fructos-1-yl) -l-arginina (Fru-Arg), que aparece solo tras fermentaciones a largo plazo y ha sido considerado como uno de los más eficaces y completos antioxidantes cardiovasculares con acción antihipertensiva, antiplaquetaria, antitrombótica y moduladora tanto de la vasoconstricción y la vasodilatación.


Los laboratorios Allium Noir siguen los procesos y tiempos de fermentación para la obtención del extracto fluido de ajo negro que los más recientes estudios clínicos consideran esenciales en la obtención de resultados respecto a otras presentaciones de ajo como liofilizados, extractos hidroalcohólicos o macerados oleosos,


Referencias bibliográficas:

https://www.researchgate.net/publication/309301357_

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC139960/

https://www.healthyfellow.com/367/aged-garlic-extract/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24976429/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26764322/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23169470/


© Enrique González

Advertencia: Las afirmaciones recogidas en dicho texto están avaladas por publicaciones científicas en diferentes estudios. La legalidad obliga a declarar que los productos a base de extracto de ajo negro fermentado no están destinados a tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.













46 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube

Tel: +34 910 519 704    I   whatsapp consultas:  629 18 12 03    I    admin@alliumnoir.es   I    España